Wednesday, January 24, 2018

El pasado 29 de noviembre de 2017 falleció en Madrid el escritor Luis Otaduy Guerreiro

"La olas mueren, pero el mar nunca muere"

El pasado 29 de noviembre de 2017 falleció en Madrid el escritor Luis Otaduy Guerreiro, autor de una extensa obra.

"La vida es como un sueño, el sueño de la materia"



Los escritores:
José Luis García Herrero, Amparo Carballo Blanco, Luis Otaduy Guerreiro, Rubén Ballestar Urbán.

Luis Otaduy Guerreiro /Cuentos de la España de Franco




Título: Cuentos de la España de Franco
Autor: Luis Otaduy Guerreiro

Páginas: 252
Editorial: Ediciones Hontanar
ISBN:978-84-95728-92-0
Precio: 19 €
Año: 2008

Este curioso volumen reúne 15 cuentos, 15 relatos bien armados, sólidos y consistentes que completan un fresco vivo y palpitante, un auténtico reportaje de cómo era España y sus gentes durante el franquismo, digamos que entre los años 40 y 50 cuando la Guerra incivil (como la llama Ansón) estaba todavía demasiado reciente y el desarrollismo de los 60 no había llegado todavía.

Aquí se retratan con precisión el habla de aquella época, sucesos típicos, cuadros costumbristas, de una época reciente que no está nada mal recordar un poco. El autor no cae en el tremendismo y no se cuenta ninguna historia terrible de aquellos años, que las hay, sino que se centra en lo esencial: describir lo cotidiano, lo que era habitual, sin olvidar algunas anécdotas e historias realmente curiosas muy significativas y útiles para completar el cuadro. 

Todos estos cuentos están basados en hechos reales, no en vano el autor, periodista inquieto, con los ojos bien abiertos y buena memoria, conoció a buena parte de los protagonistas y figuras públicas de por entonces. Por ejemplo, tuvo noticias de Jesús Galíndez, un vasco exiliado en la República Dominicana del dictador Trujillo, que por describir ese régimen en «La era de Trujillo» fue secuestrado en Nueva York, llevado a Santo Domingo y asesinado.
Otaduy publicó un ensayo sobre el caso en una revista de historia antes de que Vázquez Montalbán escribiese su famosa novela.

Un libro de relatos con un valor histórico y testimonial muy considerable, escrito por uno de los testigos de la época. Una suerte de reportaje literario que vale la pena leer porque transporta al lector a otra época y le hace vivir las inquietudes y el afán de aquellos años. ¿Quién dijo que la máquina del tiempo era una quimera?
       

Fallece el pensador y escritor Luis Otaduy Guerreiro (1930-2017)



"La persona a la que llama no está disponible, deje su mensaje después de la señal."

Y eso no era buena señal. Lo presentía, pero me daba miedo confirmar lo evidente: el escritor y pensador Luis Otaduy Guerreiro, falleció el pasado 29 de noviembre de 2017.



Luis Otaduy Guerrero (El Ferrol, 1930-2017), hijo de un médico de cabecera de los de antes y de una española nacida en Cuba, estudió Derecho y ejerció la abogacía primero en Ponferrada y luego en Madrid. Vivió intensamente aquellos años de antifranquismo junto a Cristina Almeida, Jaime Sartorius y José Jiménez de Parga, entre otros abogados laboralistas.
En 1975 comenzó a publicar regularmente en Informaciones, en el que era entonces subdirector Juan Luis Cebrián, Tribuna Vasca, El Ideal Gallego y una larga lista de diarios y revistas. Ha publicado una docena de libros, todos ellos basados en su vida y experiencias. Deja una gran parte de su extraordinaria obra sin editar. En el 2009 fue VIII Premio Hontanar de Narrativa Breve.







Friday, November 17, 2017

La voz de los metales, Poesía Ed. Hontanar 2013, cuya autora es Amparo Carballo Blanco, tiene su lugar en la Biblioteca Central de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)



Biblioteca Central de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM):


Está ubicada en la Ciudad de México, dentro de la Ciudad Universitaria de la UNAM (CU). Es el principal recinto bibliográfico de dicha institución. Es una biblioteca general que cuenta con acervos multidisciplinarios abiertos para toda la comunidad universitaria, en igualdad de circunstancias. Posee uno de los acervos bibliográficos más grandes en México. El exterior está decorado con el mural Representación histórica de la cultura, que realizó el artista mexicano Juan O'Gorman. En 2007 la UNESCO la declaró Patrimonio cultural de la Humanidad, junto con otros edificios de Ciudad Universitaria.



MÚSICA
Cruzas la extensión del océano,
traes contigo racimos de fuego
y la voz de los metales,
su luz y su esperanza.

Voy a contarte un secreto:

hace tiempo 
que en mí ondulas y resuenas
como si fueras mi alma,
hace tiempo
que eres música desbordada
en la voz de los metales.


JOYA
A veces los metales
no presentan
cualidades deseables
para el orfebre.

Por eso, Poesía,
hemos hecho
una aleación personal
en primera persona plural.

Una joya durable: nosotros.



OXIDACIÓN
Tengo miedo a la herrumbre
que devora el interior
del hierro enmohecido.

Tengo miedo a la oxidación lenta
que destruye y disuelve
el metal más puro.

Tengo miedo a la inquietante
ausencia que se propaga
por la sólida aleación.

Intento poner remedio
a la corrosión,
combato sola con palabras
de sal y limón.


La música de los metales

La voz de los metales
Prólogo e imagen de Antonio Huerta Cerdán



La poeta internacionalmente reconocida, Amparo Carballo, nos permite a través de La voz de los metales adentrarnos y conocer los elementos básicos y a la vez profundos del arte de la metalurgia, pues ha sabido interesarse y entender conceptualizaciones de esta ingeniería, consiguiendo plasmar de forma secuencial el dulce sentir sentido, ver la poesía que hay detrás de los minerales, mezclar la esencia del poema viviente con conocimiento y ciencia, porque en ambas materias “poesía y metalurgia” coexiste el arte de extraer y trabajar palabras y metales.

Antonio Huerta Cerdán


Así como de los minerales se extraen los metales, la poesía se saca de las palabras por la acción trasformadora del poeta. Es lo que piensa Amparo Carballo en La voz de los metales, título que sugiere también sonoridad, voz transformada en ritmo, en poesía. La poeta ponferradina parte de la imagen metalúrgica para sugerir lo que la poesía tiene de extracción, elaboración, transformación y aleación de las palabras para que suenen a poesía. Varias composiciones aluden al proceso: la poesía es «cristal natural / en el que incide la luz»; la poesía es roca que preserva un secreto para revelarlo después, etc. Pero de inmediato el metal cobra calor, el calor del amor. El frío del mineral y del concepto acaba fundido en el horno del amor, en «el mar de tu abrazo» El metal de la poesía es el metal del amor, y a uno y otro pueden referirse términos en contraste como dureza y fragilidad, brillo e impureza, maleabilidad y resistencia.

José Enrique Martínez